Ingredientes

  • 5 cucharadas soperas de quinoa
  • 1 cucharada sopera de mantequilla de nueces brasileñas o avellanas
  • Un puñado de rúcula finamente picada o eneldo fresco

Preparación:

Echa un vaso de agua caliente en la quinoa y cocina a fuego medio por 5 minutos. Luego, a fuego lento, cocina por 10 minutos más. Justo antes de apagar la gacha, ablanda la mantequilla de nueces en 1/2 vaso del agua caliente, añade la mantequilla derretida y la rúcula picada a la gacha y mezcla todo bien. Añade un poco de agua caliente para que la gacha tenga una consistencia semifluida y ponla en un termo. Sabe muy bien después de 3 o 4 horas, cuando está todavía bien caliente y puede absorber el agua y la mantequilla. Se puede acompañar con una ensalada de remolacha rallada con una cucharadita de rábano